En el área de los niños más pequeño del colegio, los dibujos toman vida todas las noches, luego de una larga jornada de clases de arte y después de que todos los niños se encontraban en su casa, Coralia tomó vida de su dibujo, junto con todos los demás.

De inmediato, llegaron dos policías pidiendo organizar una fila para poder ser atendidos por el doctor que estaría a cargo esa noche. En la sala se hizo un gran silencio y seguidamente, se escucharon algunos murmullos, pues el mejor doctor del mundo los atendería esa noche.

Los cirujanos tenían muchísimo trabajo, por lo cual, durante las noches solo operaban a tantos dibujos como les fuese posible en ese lapso de tiempo. El resto de ellos eran trasladados al área de los imperfectos, uno de los sitios más tristes.

Coralia fue una de las primeras en entrar a consulta con el cirujano, luego de un estudio rápido, el profesional observó que la cabeza de Coralia al igual que su nariz eran bastante grandes, por lo cual, la operaría para acomodar estos detalles.

Durante la evaluación el doctor pudo notar que Coralia tenía una bata de doctora al igual que él, de esta manera, su emoción en atenderla aumentó mucho más, ya que luego podría unirse a su equipo de trabajo y ayudarlo con todas las operaciones que tendría que realizar.

Sin embargo, Coralia no estaba convencida y le preguntó al doctor si existía la posibilidad de no ser operada. Con gran sorpresa y enfado, el cirujano no entendía cómo era posible que dijera eso, a lo que la futura doctora le contestó que le gustaba tal cual era.

Ante tal confesión el doctor decidió que no la operaría, por el contrario la enviaría directamente al área de los imperfectos y en un tono burlón le dijo “Intenta acomodar a todos los que se encuentran ahí, sin ser operados”.

A Coralia esta le pareció una increíble idea, con una enorme sonrisa decidió que se les acercaría a todos los dibujos que se encontraban en este lugar y los ayudaría. En un principio conoció a Carlos, un triste pintor que había sido dibujado sin ojos.

¿Qué te hace sentir triste? Le preguntó la doctora mágica a Carlos, “Soy un pintor que no puede ver

¿Cómo se supone que haga mi trabajo?, es lo más triste que pudo sucederme”, respondió el hombre muy deprimido.

“¿Sabes que puedes crear obras asombrosas sin necesidad de ver? puedes hacer cuadros únicos e irrepetibles, conseguir mezclar colores y hacer un trabajo que nadie más a hecho.” – Dijo Coralia. Carlos se emocionó mucho pues nunca lo había pensado, así que se levantó y fue directo a su estudio de arte a trabajar.

Luego, la doctora mágica atendió a Ana, una mujer que fue dibujada con seis pies, gracias a la ayuda de Coralia se dio cuenta que era una bailarina asombrosa y lograba pasos que nadie más podía hacer.

Así, atendió a cada uno de los dibujos que se encontraban en esta área, pudiendo convertirla en el lugar más feliz de todos, incluso muchos de los dibujos perfectos decidieron mudarse a la zona de los imperfectos.

Tal fue la popularidad de la doctora mágica que incluso el mejor cirujano del mundo fue a esta área para que Coralia le enseñara su técnica, así se convirtieron en un equipo de doctores asombrosos.

Esto ayudó a todos los dibujos a entender que cada uno era perfecto a su manera, apreciando así todos sus imperfectos y además, que las situaciones difíciles permiten alcanzar cosas magnificas que no pueden ser logradas por alguien más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.